Historia

Sala SCD


Las Salas SCD -Bellavista, Vespucio y la nueva Egaña- son parte de la Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales, entidad que nace en enero de 1987 con el objetivo de velar por la protección de los derechos autorales y el bienestar de los músicos y artistas chilenos. Además, esta organización se atribuye la responsabilidad de difundir la música nacional, razón por la que se entrega a la tarea de construir, mantener y administrar salas de concierto, entre otras labores.


Es así como, en agosto de 1993 se inauguró la Sala SCD Bellavista, un espacio pionero en tener equipamiento de alto nivel, pensado exclusivamente para la presentación de agrupaciones nacionales. Con una capacidad de 100 butacas, en el edificio ubicado en el bohemio barrio Bellavista se presenta cada semana la más amplia variedad de bandas y cantantes del país.


Casi una década después, el 15 de mayo del año 2002, se abrió la Sala SCD Vespucio. Ubicada en el Mall Plaza Vespucio, con capacidad para 300 personas y una construcción emplazada en un sector dedicado exclusivamente a la cultura dentro del centro comercial, esta sala fue creada bajo la misma lógica de difusión de los sonidos chilenos que su par de Bellavista, pero enfocada en cubrir prioritariamente las necesidades de la zona sur de la capital.


En agosto del 2016 se inauguró la Sala SCD Egaña, el tercer escenario construido por la Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales, con el objetivo de ampliar la oferta de espacios de difusión para la música chilena. Con capacidad para 200 personas y los más altos estándares en sonido e iluminación, la sala fue diseñada bajo el concepto de un instrumento en su estuche, generando un lugar íntimo y cercano, donde el público se ubica muy próximo a los artistas. Emplazada en la intersección de las comunas de La Reina y Ñuñoa, la sala se sitúa específicamente en la terraza del Mall Plaza Egaña, un centro comercial que además cuenta con un complejo de cines, la Biblioteca Viva y la Casa Maroto, que acoge al Club de Jazz de Santiago.


Por último, un cuarto espacio dedicado exclusivamente a la difusión de música chilena espera inaugurarse durante el 2018, siendo la primera Sala SCD fuera de Santiago. Se trata del Teatro Mauri, recinto ubicado en la mitad de los cerros de Valparaíso y adquirido por la Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales el 2015. Esto y la apertura de la Sala SCD Egaña, son hechos que denotan la vigencia del compromiso de SCD por generar más espacios para las presentaciones en vivo de los artistas nacionales. Una labor que tiene como fin último, la difusión y el desarrollo de la música chilena.